fbpx

El peor error que puedes cometer en tus acciones de empresa saludable

LinkedIn Google+ Pinterest Tumblr +

Sí, es lógico que quieras plantearte objetivos de captación de talento y posicionamiento de tu compañía como un lugar atractivo para trabajar. Además, con todo el talento joven y millenial y su uso de las redes, crees que es estratégico.   Pero no necesitas empezar por ahí.

Te diré qué es lo que necesitas para que tus acciones de empresa saludable realmente funcionen y creen un impacto positivo en el bienestar de tus empleados y los objetivos de tu organización. ¡Llegó el momento!

¿Por qué no piensas más en tus trabajadores y quitas el foco de los candidatos?

Tus empleados. Y sus datos y cifras. El diagnóstico de situación de tu empresa a nivel de empresa saludable es el mejor punto de partida, el que te permitirá definir objetivos y acciones que merezcan la pena echar horas, de esta forma estarás impulsando la retención del talento y a largo plazo la atracción del talento o employer branding llegará por si sola.

Está claro que uno de tus objetivos es mejorar el reclutamiento. Pero si ya tienes una plantilla y unos hábitos saludables con los que mejorar su bienestar esa es la mejor manera de comenzar a rentabilizar tus esfuerzos.

Seguro que dispones de datos agregados que te pueden informar de si tus empleados están saludables (estudios de vigilancia de la salud: tabaquismo, colesterolemia, sedentarismo) y en tu departamento de Recursos Humanos, registráis las bajas laborales por enfermedad, los accidentes de trabajo, etc. Y ¿Qué sabes de la satisfacción laboral de tus empleados: ¿Qué valoran más? ¿Qué demandan? Si dispones de esos datos ¡Aprovéchalos!

Te aseguro que hoy en día los planes de empresa saludable más exitosos se basan en un buen diagnóstico inicial. Se gana mucho más diagnosticando correctamente aquellos ámbitos que de verdad requieren nuestra acción que implementando acciones “populares” como instalando futbolines o áreas de descanso en tu empresa.  Y, si no te lo acabas de creer, te animo a que lo compruebes por ti mismo. ¡Y que luego, por supuesto, nos cuentes tu experiencia!

Compartir

Leave A Reply