¿No funciona tu plan de bienestar corporativo? 5 señales para alarmarse

LinkedIn Google+ Pinterest Tumblr +

Cada vez más, las empresas compiten de forma más intensa para atraer el talento. Pensarás que uno de los factores determinantes para el éxito es, en la mayoría de los casos, el posicionamiento de tu organización frente a otras marcas empleadoras. Sí. Pero cada vez más triunfan las empresas comprometidas con la salud y el bienestar de sus trabajadores. 

Si en tu empresa ya estáis haciendo un esfuerzo considerable para ser atractivos a nivel de captación y retención del talento, sabrás que no se trata sólo de ofrecer salarios altos. Si como profesional de los Recursos Humanos estás apostando por incorporar otros beneficios y planes de bienestar laboral para convertir tu empresa en una empresa saludable, tienes que conocer las señales de alarma para evitar que tu plan falle.  

Estos son los indicadores que debes tener en cuenta si implementas un plan de bienestar y salud para los trabajadores:

1. Las acciones de bienestar laboral se desconocen

¿Cómo puedes retener o atraer talento si los trabajadores no conocen los beneficios y acciones de bienestar y salud que les ofreces? Antes de ponerte a analizar el impacto de las acciones que ya estás llevando a cabo, lo más importante es dar a conocer tu plan de empresa saludable. Sólo así tus trabajadores conocerán desde el minuto 1 las ventajas que tu empresa les ofrece, podrán disfrutarlas, valorarlas y tenerlas en cuenta para mantenerse motivados y más saludables.  

Según las cifras publicadas en el informe “Randstad Employer Brand Research 2018”, los factores  a los que más importancia conceden los trabajadores españoles cuando eligen una empresa son:

  • 63% Salario atractivo y beneficios sociales
  • 55% Buena conciliación laboral y personal
  • 50% Ambiente de trabajo agradable
  • 48% Seguridad laboral
  • 41% Flexibilidad
  • 39% Oportunidades de carrera
  • 36% Trabajo interesante

Tal y como señala el informe, el equilibrio entre la vida personal y laboral es el factor que ha experimentado una mayor subida en los últimos años, aumentando en un 10% entre 2016 y 2017.

Esto demuestra, que comunicar eficazmente (interna y externamente) tus acciones de empresa saludable puede ayudarte convencer a aquellos candidatos que estén valorando trabajar en tu empresa o ayudar en la retención de tus trabajadores actuales.

2. Las acciones no impactan positivamente en la vida personal de los trabajadores

Los beneficios sociales tradicionales: cheques restaurante, seguros médicos, planes de pensiones o descuentos que las empresas otorgan a sus empleados, además de su salario, actualmente están inmersos en un proceso de transformación. 

Tanto los millennials (trabajadores entre 25-34 años) como la generación X (trabajadores entre 35- 54 años) tienden a valorar los beneficios sociales si estos inciden en ellos y en sus familias de forma directa (p.ej.: los millennials consideran importante que la empresa contratante ofrezca un ambiente de trabajo agradable; mientras que la generación X mejoras en los servicios de salud y conciliación. Ambos colectivos también destacan acciones como planes de desarrollo y formación, flexibilidad horaria, teletrabajo, etc.

Por ello, cuando definas tu plan de empresa saludable debes tener en cuenta que debe impactar positivamente en la vida de tus empleados, más allá de la jornada laboral. Sino es así, probablemente definas un plan débil que pueda fracasar porque no encaja con lo que realmente valoran tus potenciales candidatos y tus trabajadores actuales.

3. Tus empleados se quejan y tienen dudas constantes sobre el programa

Si tus trabajadores desconocen cómo funciona tu plan de Empresa Saludable y cómo acceder a los beneficios sociales, qué hacer para participar de las acciones de bienestar laboral que organizas, puedes generar el efecto contrario al deseado: la mejora del clima laboral y el aumento del compromiso de tus trabajadores.

Aunque cuando diseñaste las acciones a principios de año, tus intenciones fueron las mejores, si has comunicado de forma equivocada tu plan puede provocar que los empleados no se adhieran, descarten participar y se genere un clima de inconformidad y rechazo.

Por tanto, debes comunicar el por qué has elegido unas acciones de salud laboral y has descartado otras. Sólo así conseguirás:     

  1. Dar a conocer los beneficios esperados con tu plan de empresa saludable
  2. Educar a los trabajadores en su uso – participación.

4. Elegir qué acciones desarrollar de forma errónea

Los dos primeros pasos para establecer un plan de Bienestar corporativo sólido son:

  • El Diagnóstico: Es necesario realizar un análisis previo de los indicadores de Salud y Bienestar Laboral de tu compañía. Además, se aconseja realizar cuestionarios para evaluar ¿Qué valoran más los empleados? ¿Qué demandan los empleados? Todo esto, en pro de conocer las fortalezas y debilidades que tiene la compañía para poder ajustar el Plan de Empresa Saludable acuerdo a las necesidades que realmente se necesiten cubrir. Sólo así evitarás ser víctima de modas pasajeras como instalar un futbolín en tus oficinas u ofrecer fruta, porque está de moda en otras empresas.
  • Los objetivos: ¿Puede ser que los objetivos originales no funcionen? ¿Son los indicados?  El diagnóstico te permitirá conocer tu punto de partida. Ahora tienes que replantear tu plan, marcarte las metas y establecer los objetivos y el período en el que los vas a implantar. 

De nada sirve invertir mucho dinero en tus acciones de bienestar corporativo si estas no están bien enfocadas. Un mal planteamiento de objetivos, fruto de tu desconocimiento de los aspectos a corregir y aquellos a fomentar, puede hacer fracasar totalmente tu Plan de Empresa Saludable.

5. El salario lo es todo.

No. El salario no lo es todo.  Trabajar en una empresa donde se tenga en cuenta cada día la propia participación, se disponga de mejoras sociales y donde se trabaje con satisfacción y compromiso es algo a lo que todo trabajador aspira.

Revisando el informe “Randstad Employer Brand Research 2018”, los 5 principales razones por las que los españoles se quedan en las empresas son:

  1. 44% Buena conciliación laboral y personal
  2. 43% Seguridad laboral
  3. 40%Trabajo interesante
  4. 40% Salario atractivo y beneficios sociales
  5. 39% Buena localización

Y los 5 principales factores por los que los españoles deciden marcharse de las empresas, a su vez, son:

  1. 51% Remuneración es demasiado baja
  2. 44% Me faltan oportunidades de crecimiento profesional
  3. 33% Me falta reconocimiento o recompensas
  4. 30% Falta de interés en mi trabajo
  5. 29% Problemas para conciliar trabajo y la vida personal

A continuación, enumeramos las acciones que debes impulsar para garantizar la efectividad de tu plan de empresa saludable:

  • Diagnóstico como punto de partida para establecer los objetivos y el plan de acción.
  • Dar a conocer el plan de Empresa Saludable con un plan de comunicación específico para ello
  • La meta es mejorar la vida de tus empleados
  • Resuelve todas las dudas de tus trabajadores respecto al programa de bienestar laboral
  • Considera beneficios sociales que no sean puramente económicos.

Y para ti ¿cuál es el principal error al diseñar un plan de bienestar corporativo?

Implementar un buen plan de Empresa Saludable es más fácil de lo que crees, descárgate nuestro e-book “5 pasos para diseñar el programa de bienestar laboral que tu empresa necesita” .

Compartir