fbpx

¿Quieres empleados más felices?

LinkedIn Google+ Pinterest Tumblr +

Tu equipo destacará y disfrutará de trabajar para tu empresa si decides poner en marcha estos pasos esenciales para el bienestar y salud en tu empresa. Tu empresa será una empresa feliz y saludable.

Todos queremos ser felices, ¿verdad? Pero ¿Cómo de feliz somos en el trabajo? ¿Existen buenas prácticas que nos indiquen que los trabajadores son más felices en una empresa que en otra?

Según el Informe Mundial de la Felicidad 2019, el país más feliz del mundo es Finlandia, que supera a Dinamarca en el primer puesto. Noruega es  tercero e Islandia y Holanda cuarto y quinto respectivamente. España ocupa el puesto n° 30 este año, por debajo en el n. ° 36 en 2018 y el n° 34 en 2017. Por alguna razón, España nunca ha llegado a las filas de los 10 países más felices, y esta tendencia no es positiva.

Si bien, estos datos nos indican que España no es uno de los países con mayores índices de felicidad y, por tanto, que el contexto de nuestro país es el que es, es posible que tu influencia y decisiones como directivo en tu empresa pueda tener efectos positivos en la felicidad de tus empleados.  Y por extensión, de tu empresa.  A continuación, te explicamos 5 medidas, que podrás poner en marcha en poco tiempo para incrementar el bienestar corporativo.

Sigue estos 5 pasos para aumentar la felicidad en tu empresa en tiempo récord

Muestra tu gratitud siempre que te sea posible.

Si bien un simple «gracias» es algo extremadamente fácil y gratuito para los empleados, y para las personas que nos importan, es algo que pocos de nosotros hacemos con la suficiente frecuencia. Expresa tu gratitud por los demás sinceramente, de buena gana y con frecuencia.

Proporciona apoyo y orientación.

Como líder o mánager quieres que tu equipo tome la iniciativa y haga todo lo posible para brindar el mejor servicio posible, no solo a los clientes, sino entre compañeros. Sin embargo, para que esto forme parte de la cultura de tu empresa, necesitan su apoyo y orientación. Esto significa no penalizarlos por experimentar o probar algo nuevo para mejorar el sistema y fallar, sino para ayudarlos a volverlo a intentar -analizando qué ha fallado y por qué-.

Fomenta una cultura corporativa basada en la autonomía y prioriza el equilibrio entre la vida laboral y personal de tus empleados. Estos, según la investigación 2016 Employee Job Satisfaction and Engagement: Revitalizing a Changing Workforce, son los dos pilares sobre los que se sustenta el bienestar de cualquier empresa saludable.

Crea un entorno de trabajo positivo donde los trabajadores quieran quedarse

Nadie quiere ir a trabajar todos los días a unas oficinas aburridas y poco atractivas. Como directivo, tienes la capacidad de crear un lugar de trabajo optimista, positivo y feliz basado en una cultura que saca lo mejor de todos. Piensa en el tipo de lugar donde quieres trabajar y luego créalo para tu equipo.

Conoce cuál es tu situación inicial, planea acciones y comunícalas

Seguro que puedes aplicar alguna medida que mejore el día a día de tus trabajadores. Seguro que habrás leído mucho sobre teletrabajo, horarios de trabajo flexibles, ofrecer comida saludable en tus oficinas, crear alguna liga de futbol o pádel para que tus empleados puedan hacer deporte, etc. O quizás te estés planteando un programa de descuentos en gimnasios, asesoría nutricional, o establecer un protocolo de trabajo remoto. 

No des palos de ciego. Debes conocer la situación de tu empresa para poder priorizar qué acción va a impactar más positivamente en el bienestar de tus empleados. Para ello es importante que realices un diagnóstico inicial y que recojas la opinión de tus trabajadores. Sólo así, podrás priorizar las acciones de empresa saludable que harán que tus trabajadores se sientan empoderados, confiables y cuidados.

No olvides comunicar claramente las acciones del programa antes de lanzarlas y durante su vigencia. Utiliza los canales que sean realmente efectivos en tu empresa: cartelería, boletín interno, pantallas, correo electrónico, reuniones de equipo, etc.  

Una vez hayas realizado las acciones, debes evaluarlas. Cuando lo hagas, debes pedir feedback de tus empleados.

Sólo así crearás una cultura empresarial próspera y enfocándose en el bienestar de tus trabajadores. Cuando lo hagas, obtendrás los beneficios de tener un equipo comprometido y saludable, que ama lo que hace. Y, sobre todo, que ama el lugar donde trabaja y lo grita a los cuatro vientos: tu empresa.

Deja que tu equipo también tome decisiones.

Si bien eres el líder, no hay forma de que puedas o debas intentar tomar todas las decisiones por tu cuenta. Aprovecha todo el talento de tu equipo y anímalos a que lideren proyectos también. Es muy importante, que tengas líderes formales e informales en todos los niveles de tu empresa. Y que estén alineados con tus objetivos, pero sobre todo con tus valores corporativos.

Si entre tus objetivos estratégicos (entre tus prioridades) está convertir tu empresa en una empresa saludable, incorporar el bienestar y la salud de tus trabajadores en tu plan estratégico es la mejor manera de asegurarte que partir de ahora tener empleados felices, comprometidos y productivos es una prioridad para todos en tu empresa.

¿Cuándo empiezas?

Implementar un buen plan de Empresa Saludable es más fácil de lo que crees, descárgate nuestro e-book “5 pasos para diseñar el programa de bienestar laboral que tu empresa necesita

Compartir